Skip to content

Daniel Sherlock: «Gracias a Esatur mi trabajo de auxiliar de vuelo no solo es un trabajo, es un estilo de vida que disfruto»

Daniel Sherlock es Auxiliar de Vuelo en Ryanair desde hace una década. Es parte de la familia Esatur, inició su andadura con nosotros casi desde el principio, con el curso de Auxiliar Turístico y el curso de Auxiliar de Vuelo. Es profesor del curso TCP y autor de la guía Cabin Crew Lifestyle, un libro para todos aquellos que quieran ser tripulantes de cabina y saber cómo superar los procesos de selección de las aerolíneas

¿Quién es Daniel Sherlock?

Nací y crecí en Londres. Mi familia y yo nos venimos a Pedreguer (cerca de Denia) en el 2001 sin saber nada de español. Terminé la ESO en la ciudad, y un día de clases en el instituto, vino Esatur a dar una charla, y supe lo que quería hacer: ser un TCP.

Nada más terminar el instituto, empecé haciendo el curso de Auxiliar Turístico con 16 años. Al terminar, hice mis prácticas en el Museo Arqueológico Provincial de Alicante (MARQ), y después me quede como guía dando información sobre el Yacimiento Ibero – Romano en Lucentum en la Albufereta. Gracias al trabajo con Esatur, las clases del curso de Auxiliar de Vuelo se pagaron solas, algo que agradezco mucho…

Luego me quede ayudando Jorge con todo lo que hacía, desde congresos, ferias, clases de inglés, eventos y proyectos hasta que me dijo que era hora de volar. Empecé en Ryanair a la primera gracias a la experiencia laboral y mi inglés. Llevo ya 9 años volando con ellos y en mis días libres, soy instructor de TCP en Esatur Formación Murcia.

Antes de hacer el curso TCP, realizaste el curso de Auxiliar de Turístico, ¿cómo fue la experiencia?

Al ser el más joven de la clase y el único chico, fue una experiencia inolvidable. Crecí mucho como persona gracias a la influencia de mis compañeros y profesores. Gracias al curso aprendí como trabajar con el público y pase de ser algo tímido a ser alguien que traducía contenido en congresos a un público de más de 300 personas.

¿Por qué elegiste ser Tripulante de Cabina de Pasajeros (TCP)?

La verdad es que no sabía que quería hacer con mi vida, mi sueño no era ser TCP, pero sí que quería encontrar un trabajo que me permitiera viajar mucho, aprender idiomas y cobrar bien.

Ser TCP te permite todo esto y más, ya que hay un límite de 90 horas al mes, y se paga muy bien. Por tanto, tengo mucho tiempo libre y un trabajo que me permite disfrutar de todas las cosas que quiero hacer.

También tienes experiencia como instructor de TCP. ¿Cuáles son las claves para dedicarse a esta profesión?

La clave principal en mi opinión es tener pasión por la enseñanza y saber transmitir eso a los alumnos. Durante las clases me encanta contarles todas las historias y anécdotas de mi día a día en el aire. Tanto la teoría como mis experiencias les da una idea mucho más cercana de lo que significa ser un TCP.

¿Qué consejos le darías a un egresado de Esatur en su primer proceso de selección en una aerolínea?

Lo que les digo a mis alumnos es que vayan tranquilos, pero bien preparados, que practiquen delante de un espejo las respuestas de las preguntas que siempre preguntan, que se esfuercen en su presentación personal y que estudien un poco la compañía que vayan a hacer la entrevista. ¡Y una sonrisa siempre vendrá bien!

Después de realizar varios vuelos, ¿cuáles consideras que son las claves para ser un buen TCP?

Diría que lo más importante es la empatía; a bordo somos bomberos, policías, enfermeros y psicólogos, pasamos muchas horas con muchos pasajeros, y cada uno con un problema diferente.

Hay que saber entender y ayudar a los pasajeros con lo que haga falta. Una de las mejores sensaciones que se tiene al ser un TCP es cuando un viajero se acerca al final del vuelo y te agradece por el buen servicio que hemos ofrecido.

También diría que es importante ser profesional, tener los conocimientos de seguridad muy claros y una mente abierta.

Cuéntanos sobre los mayores desafíos a los que te has tenido que enfrentar en la profesión.

Wow! Llevo muchos años volando y me ha pasado de todo. He tenido una situación donde los flaps no funcionaban, lo que conllevo a un aterrizaje de emergencia y salida de pista en el sur de Italia. También un pasajero que sufrió un ataque de corazón y tuve que hacer RCP. Para cualquiera que lo haya hecho, sabe que cansa mucho más que lo que se hace en las prácticas y en clase.

También nos ha entrado un pájaro durante un aterrizaje en Barcelona y  nos ha pegado un rayo más de una vez. Estamos entrenados para afrontar todo tipo de problemas y situaciones, y después de haber pasado por todo esto y más, todo nos hace crecer como TCP y como persona.

¿Cómo fue tu experiencia educativa en Esatur Formación y cómo ha influido en tu futuro profesional?

Esatur siempre me han tratado como si fuera familia. También es cierto que empecé cuando solo había dos empleados y Jorge hacia casi todo. Pero desde el primer momento, me han adoptado básicamente a ser parte de la gran empresa que es hoy.

Llevo mucho tiempo yendo y volviendo a Esatur por el tema de mis vuelos, pero siempre que vuelvo, ya sea bien por trabajo o por visita, me tratan como un rey y realmente me hacen sentir importante y parte de la familia.

¿Qué le dirías a aquellos que se están planteando estudiar en Esatur Formación para seguir formándose?

Esatur cuenta con los mejores profesores. Y según el camino que elija el alumno, la escuela hará todo lo posible para ayudar y prepararlo para que pueda conseguir su sueño.

En mi opinión no hay mejor centro para formarse y prepararse para conseguir un trabajo. El ambiente que crean en las aulas es excelente y es un sitio donde un alumno disfruta solo por estar allí.

Si pudieras repetir tu experiencia educativa en Esatur Formación. ¿Lo harías?

¡Por supuesto! Estoy muy contento con la decisión que tome cuando tenía 16 años y los elegí, gracias a ellos soy lo que soy ahora. Tengo una familia maravillosa (mi esposa también es TCP), me encanta mi trabajo, gano muy bien y puedo hacer lo que quiero con mi vida. Gracias a Esatur mi trabajo no solo es un trabajo, es un estilo de vida que disfruto.

Solicitar información